BarruecoX

Posts Tagged ‘Barruecox’

Exposición

In Fotos, General on 2 diciembre 2009 at 14:38
Anuncios

Una lúcida mirada

In General on 2 diciembre 2009 at 14:08

Boni Sánchez tiene razón. Las eternas discusiones –los tirios y troyanos de La Eneida de Virgilio- sobre las caprichosas formas de algunas monumentales masas graníticas de Los Barruecos, podían hacer ver a unos desaforados gigantes en lugar de molinos como Don Quijote en el inicio del capítulo VIII de la magna obra cervantina. O puede que en una discusión en la línea del fabulista Tomás de Iriarte, que si galgos, que si podencos, que si el término “barroco” procede de aquí, o no, alguien más prosaico viera lo que yo he visto casi siempre: enormes culos, vergas descomunales, voluminosos pezones, profundas vaginas…

Ahora, gracias a la intuición, a la capacidad de observación y al dominio de las artes y técnicas fotográficas de Boni Sánchez, sé que no me había equivocado, que mi visión no era turbia, sino certera. Lo que no sabía hasta ahora, claro, es que todos esos miembros eran de los Titanes y las Titánides que, al caer con suma violencia al Tártaro, habían incrustado gran parte de sus cuerpos en la tierra, dejando ocultos sus rostros y a la intemperie otras partes de su anatomía.

Seguro que si este descubrimiento se hubiera conocido antes, hoy sabríamos con absoluta certeza quién es quién en “Barruecox”, porque Cela, o Apollinaire, o Louis Aragon, o Henry Miller, o Bataille, o Rafael Alberti, o Neruda, o el Juan Manuel de Prada de Coños, o Umbral, o César Vallejo, habrían conseguido las identificaciones. O la cineasta surrealista Germaine Dulac. Y, por supuesto el João de Deus, coleccionista de pentellos del director portugués João Cesar Monteiro. No sé; empiezo a pensar que esa navaja barbera cortando el globo ocular en la película de Buñuel, también tiene que ver con Los Barruecos. Boni Sánchez se ha documentado y se ha atrevido a etiquetar a Tea, Zeus, Cronos, Tetis, Selene, etc. No sé si habrá acertado en todos los casos, pero hay que agradecer esa preciosa y limpia mirada sobre nuestro patrimonio natural, ahora mejor comprendido.

Paco Lomba

BARRUECOX: Tierra de Titanes

In General on 2 diciembre 2009 at 13:13

Zeus expulsó a los Titanes y las Titánides al Tártaro, el infierno de los infiernos, el que “nadie sabe dónde está” y, si existía, se creía que estaba debajo del Hades… Hace muy poco, y aquellos que lo sabían no quisieron o no se atrevieron a confesarlo, se descubrió el lugar exacto del Tártaro: Barruecox. Es allí donde, todos aquellos dioses, descansan por los siglos su quietud pétrea esparcida por esta Tierra de Titanes.

En alguna parte, los augures dejaron escrito que durante la noche de San Isidro, los Titanes y las Titánides, padres, madres e hijos y toda su raza, se despiertan de su castigo sempiterno y se dedican a fecundar y parir las tierras, los cielos y los mares. Cada uno a su labor: Urano, como padre de los Titanes. Cronos, señor del tiempo. Zeus, rey de los dioses. Atlas, sostenedor del cielo y de la tierra. Poseidón, el señor de las aguas. Prometeo, amigo de la raza humana… Selene, protectora de la luna. Hera, diosa del Olimpo, de la fidelidad y del matrimonio. Tea, diosa de la vista. Demeter, diosa de la agricultura. Mnemósine, madre de las Musas. Hestia, la diosa del hogar. Rea, la madre, “la de los hermosos cabellos”. Tetis, diosa del mar. Temis, la justicia y la ley…

Cronos sigue luchando para cambiar los tiempos y que se cumpla la profecía mitológica según la cual una noche de San Lorenzo, una de sus lágrimas, una Perseida, caerá sobre Barruecox y ellos, los Titanes y las Titánides, se liberarán del castigo de  Zeus y volverán a ser los dioses del mundo.

Boni Sánchez